Archivo diario: 10 noviembre, 2012

EL NEGOCIO DE LA VIOLENCIA DE GENERO: DESARTICULADA UNA RED QUE INTERPONIA DENUNCIAS FALSAS DE MUJERES CONTRA HOMBRES

EL NEGOCIO DE LA VIOLENCIA DE GENERO

¿Se han convertido las nuevas y duras leyes contra la violencia doméstica en un negocio? ¿Hemos pasado del maltrato de mujeres al negocio de la violencia de género amparado por la ley?

Tiempo atrás nos hicimos eco en DESPERTARES de un valiente juez español que contra corriente se había opuesto al vil negocio que algunas personas han encontrado en denunciar falsamente supuestos casos de violencia de género para sacar tajada del asunto al amparo de la ley (EL VALIENTE JUEZ Francisco Serrano confronta el NEGOCIO DE LA VIOLENCIA DE GENERO). Dicho artículo levanto algunas astillas según la interpretación personal de los lectores. Partiendo de la premisa de que en DESPERTARES estamos en contra de cualquier violencia sea del tipo que sea, volvemos a incidir en el mismo tema al comprobar que el tiempo nos da la razón en lo que se refiere al incremento de falsas denuncias de violencia de género.

En este caso se ha desarticulado a una organización que se dedicaban a explotar las oportunidades que ofrecen las leyes de violencia de género al colectivo femenino al denunciar fraudulentamente a los hombres y sacar partido económico de dichas falsas denuncias.

¿Cuántas denuncias falsas de este tipo se habrán producido en los últimos años? ¿Habrá muchos hombre injustamente penados legalmente al amparo de estas circunstancias?

DESPERTARES

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha desarticulado en Almería una red de ciudadanos marroquíes que presentaba denuncias falsas por violencia de género para cobrar ayudas públicas.

Según informó el Instituto Armado, se ha detenido a 18 personas como presuntas autoras de los delitos de denuncia falsa y simulación de delito, amenazas, coacciones, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Los arrestados ponían en contacto a mujeres inmigrantes que aspiraban a regularizar su situación en España con personas residentes en Almería. Estas personas simulaban tener una relación y, a continuación, las mujeres denunciaban a sus parejas por violencia de género, con lo cual obtenían la regularización e iniciaban la tramitación de una subvención de 400 euros.

Hasta el momento la investigación ha podido determinar la implicación de los detenidos en al menos 14 delitos de denuncias falsas por violencia de género, con las que pretendían obtener la regularización de su situación e iniciar la tramitación de una subvención.

La investigación se inició después del verano, al detectarse un aumento significativo de denuncias por violencia de género entre ciudadanos marroquíes. Las denuncias eran presentadas en el puesto principal de la Guardia Civil de El Ejido (Almería) y tenían una serie de características y patrones comunes.

HASTA 4.000 EUROS

Tras las primeras averiguaciones, se localizó a un grupo organizado compuesto por tres personas de nacionalidad marroquí, que se dedicaban a buscar a mujeres de su país que estaban en situación irregular en España. Les ofrecían poder acceder a regularizar su situación administrativa simulando ser víctimas de violencia de género, además de posibilitarles acceder a las ayudas económicas que se conceden en España para las víctimas de estos delitos.

Para ello contactaban con varones marroquíes, con situación administrativa regularizada en España, para evitar su expulsión por aplicación de la Ley de Extranjería. A estos hombres se les ofrecían 2.000 y 4.000 euros por simular ser pareja y agresor de la mujer, con la promesa de que cuando ésta consiguiera su residencia legal en España se retiraría la denuncia y la causa se archivaría. Esto haría que se quedase sin antecedentes por dichos delitos.

Una vez interpuesta la denuncia y con la sentencia provisional, las mujeres acudían a la Oficina de Extranjeros de Almería, donde presentaban una solicitud de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales, conforme a su consideración de víctimas de violencia de género. En los casos investigados hasta el momento estas ayudas eran concedidas en el plazo de un mes.

Cuando las mujeres conseguían su regularización, abonaban al supuesto autor la cantidad económica acordada, así como a los miembros de la organización la cantidad previamente pactada con ellos por encargarse de todos los trámites.

La Guardia Civil también ha detectado varios casos en los que los varones inicialmente se negaron a participar en el engaño, motivo por el que fueron coaccionados y amenazados por los miembros de la organización desmantelada, viéndose obligados a colaborar en la trama.

Una de las detenciones se produjo en el puerto de Almería, cuando una de las denunciantes intentaba regresar a su país de origen al conocer la actuación policial que se estaba desarrollando.

(SERVIMEDIA), 06-NOV-12, NBC

Fuentes: Ecodiario y Cae una red que presentaba denuncias falsas de maltrato de género para conseguir papeles y pensión

Visita las secciones CONTROL MENTALTV para más información relacionada