LAS DIEZ ESTRATEGIAS DE MANIPULACION MEDIATICA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION

PAPA NOE OSAMA BIN LADEN

PAPA OSAMA NOE

ELLOS piensan que nos pueden manejar y engañar como a niños, ELLOS creen que nos pueden hacer creer el cuento de Bin Laden como el cuento de Santa Claus, sin embargo, nosotros somos más listos, estamos UNIDOS y muchos más . Este estupendo artículo del gran Noam Chomsky enviado por Enrique desgrana cómo ELLOS utilizan su arma de propaganda, los MEDIOS DE COMUNICACIÓN para inútilmente intentar engañarnos.

¿ Y TÚ, TE SIGUES CREYENDO LO QUE DICE LA TV ?

DESPERTARES

1.- La estrategia de la distracción.
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los animales (cita del texto “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

2.- Crear problemas y después ofrecer soluciones.
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desean hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3.- La estrategia de la gradualidad.
Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicados de una sola vez.

4.- La estrategia de diferir.
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente.
Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

basura televisiva5.- Dirigirse al público como a criaturas de poca edad.
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discursos, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6.- Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7.- Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.
Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que plantea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

8.- Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9.- Reforzar la autoculpabilidad.
Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!.

10.- Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.
En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.
Noam Chomsky
Visiones alternativas

Obama dijo en CNN ante el mundo “Y se hizo justicia”. ¿Justicia por mano propia? ¿Ojo por ojo, diente por diente? Pasando por alto El estado de derecho que rige para todos los países democráticos del mundo que nadie es culpable por sospechas, sino cuando ante una corte se prueba y se demuestra la culpabilidad. ¿Y si es inocente? Ya se equivocó el dictador anterior asesinando a miles por poseer armas químicas de destrucción masiva que nunca se encontró. Y muy suelto de huesos el ex dictador declaró: ¿Que se equivoco? Al recibir falsa información. ¿Y como se repara eso?
Lo de Bin Laden ya lo tenían hace años bajo la manga para que cuando surja un problema serio como cuando todo el mundo se preguntaba ¿cual es la verdadera nacionalidad del actual presidente? y que crea graves consecuencias, entonces es el momento de soltar un psico social como dice Chomsky. Y toda la atención es ahora Bin Laden ¿Y el cadáver donde está? ¿Y el ADN? Ahora. Toda la atención esta enfocada en eso.

Enviado por Enrique Graner

Visita las secciones CONTROL MENTAL, DESINFORMACIÓN y AUTOATENTADOS para más información relacionada

Anuncios

52 Respuestas a “LAS DIEZ ESTRATEGIAS DE MANIPULACION MEDIATICA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION

  1. me pregunto… existió Bin Laden, o fue otro invento de distracción para ser utilizado cuando lo necesitaran, porque pienso yo, acaso no lo invento la CIA cuando necesito ocupar Afganistan…???

  2. La Verdad Acerca de Bin Laden

  3. Fue un camelo, eso es claro.
    Vi el otro dia la pelicula shoter y explica muy bien como se hacen cabezas de turco.
    Un saludo.

    • La vi el otro día y es bastante esclarecedora, como pudieron realizar la trama de Keneddy.

      Matar a sus asesinos (testigos reales, los 3 disparos realizados) y tener preparado un titero, culparlo a él y liquidarno antes del jucio. Caso cerrado, sin más pruebas y a nadie más a quien acusar.

      En España tras el 11M, hasta volaron un piso, para tapar e ir pudiendo cerrar el caso.

  4. Yo no le doy importancia a la numerología, hacer cabalas. Esa podría ser una táctica para fomentar los locos de la conspiración, pensando en los numeritos. Para 4 que se puedan distraer de esa manera y lo justifiquen todo con sectas o cultos (así una gran masa social va rechazar esos temas, como el hecho de hablar de hombrecitos verdes).

    Y funciona, porque muchos conspiranoícos sacan el tema de los masones iluminados y así pasan de tí como de la caca.

  5. realmente la actuacion de eeuu., en la muerte, ejecucion, entierro y demas atropellos, 1-van acelerar el terrorismo mundial, 2-multiples muertos inocentes. 3-arrastra a multiples naciones a la violencia.4-el unico ganador, de esto son los capitalistas, por fomentar ventas de armamento, invadiendo paises, estrategicos para ellos, con propositos de tomar por la derecha, pozos de petroleo, minas de gas natural.y otras cosas que ignoramos.

  6. Apreciados Sres. administradores de DESPERTARES,
    Promotores de nuestra Revolución pacífica.

    Sinceramente, muchas gracias por su estupendo servicio a la Humanidad.

    Su SuperWeb esta moviendo mucha Energía y pensamos que seria positivo dar un paso mas en su lógica Evolución.
    Debido a la Especial y delicada situación actual de la Humanidad, es aconsejable que las personas que participan en este medio de información
    se identifiquen con su nombre (e incluso su fotografía). Lo cual daría mucha mas autenticidad a sus comentarios. ¿Como podremos hablar sinceramente de libertad, escondiendo nuetro nombre

    Como bien saben Vds. esto ha dejado de ser un juego o pasatiempo, algunos nos lo tomamos muy en serio, no es para menos.

    Ha llegado el momento de hacer huso de nuestra verdadera libertad, una libertad responsable y consciente, carente de miedos.

    En mi opinión “Solo hay que tener miedo al miedo” pues con ese bloqueo mental es con lo que nos han controlado desde siempre. Temer es todo lo contrario de Amar.

    No soy un inconsciente, por mis experiencias personales hoy me niego a continuar haciendo teatro, a continuar negando lo que realmente soy, para fingir lo que no soy, hoy deseo actuar con responsabilidad.

    Se que mi ser fue diseñado “libre pensador”, y así quiero vivir. Uno de mis proyectos es tener un encuentro con el Sr. Lucifer o con el Sr. Satanás para abrazarles con todo mi afecto y decirles que en nombre del TODO los Amo, con todo mi ser.

    Si DESPERTARES me concede su permiso, les comentaré también, en vuestro nombre que a pesar de todo, nosotros deseamos perdonarles cordialmente por todo lo que nos han estado haciendo durante estos siglos,
    Y también para agradecerles cordialmente sus servicios de “Entrenador psicológico” “de Divino Tentador”.

    Por ese motivo les agradeceré que si Vds. tienen algún contacto, alguna dirección, o si conocen a alguno de sus socios o colaboradores les envíen el siguiente este mensaje:

    La Humanidad de la Tierra, como legitima heredera de este
    Planeta desea acordar Formalmente con Vds. la Paz.

    Por favor, comuníquenles que entre todos nosotros tenemos mucho amor para darles, QUE NO TENGAN MIEDO de nosotros, pues hemos comprendido cual fue hasta ahora su función y ya les hemos perdonado a todos, en nombre del Padre.

    Mi teléfono es 973 272772 de Lleida. España
    Mi dirección es Avda. Doctor Fleming, 17, bajos
    Mi D.N.I. es 40,854.877T.

    Muy distinguidos Seres. Iluminatis, Club Bilderberg, Elite Financiera Global, Cábala Oscura Sionista, Sres del New Word Order, Distinguidos Sres. David Rockefeller, Distinguida Familia Rothschild, Sr. George Soros, Sres. Reynolds y Sres. Russell,
    Por favor no tengan miedo de nosotros, les estamos esperando con el corazón abierto, no teman nada, nuestro Amor a Vds. es realmente sincero. Vengan a recibirlo en Paz o acordemos nuestra reunión.

    • Gracias Julián por sus estupendas aportaciones, Vd. va un paso por delante de los demás, es admirable su fuerza y valentía, Vd. abre camino, un ejemplo para los demás.

      Un fuerte abrazo

  7. ASÍ ENCABEZÓ EL ARTÍCULO QUE NO TIENE DESPERDICIOS MI COMPAÑERA SONIA, HAGO MÍO EL ENCABEZAMIENTO Y LO OFREZCO A MIS AMIGOS DE ESTE ESPACIO, QUE GUSTEN DE LA HISTORIA PUNTO ESENCIAL DE PARTIDA DE LA MADRE DE LAS EXPERIENCIAS. OJALÁ ESTE ARTÍCULO ENCUENTRE ACOGIDA ENTRE UDES.
    UN ABRAZO LIBERTARIO

    Me gustó mucho este artículo, y quiero compartirlo con aquellos de mis amigos a quienes les interese la Historia…
    EL IMPERIO BRITANICO Y LOS PAÍSES HISPANOAMERICANOS
    La Revolución Industrial comenzó con la Revolución Francesa Charles Mozaré ubica con acierto la verdadera cronología de la Re­volución Industrial en Inglaterra, al expresar: “En definitiva, la revolu­ción industrial inglesa, que muy a menudo se sitú…a en el siglo ante­rior, comienza propiamente en el momento de la Revolución France­sa y del Imperio. Desarrollará el primer ciclo de sus transformacio­nes hasta después de 1840. Las cifras del comercio exterior con­firman este punto de vista. De las 5.000 toneladas de mediados del siglo XVIII pasamos a un millón al llegar a 1789, para conseguir los cinco millones en 1800 y seguir progresando a este último ritmo hasta mediados del siglo XIX”(Charles Mozaré, El apogeo de la burguesía, Ed. Labor, Barcelona 1963). Es que las propias, cruentas y largas guerras contra el corso, son un estímulo poderoso en la promoción de la industrialización bri­tánica. Hasta después de 1825 no puede hablarse de real revolución metalúrgica. Todavía en 1789, un cuarto de la producción dependía del carbón vegetal. Afirma Mozaré: “Con seguridad, la guerra da un formidable impulso. Hasta 1820 todas las fundiciones fabrican ca­ñones. La producción pasa de 70.000 toneladas en 1789, a 270.000 en 1806 y a 700.000 en 1830” (Charles Mozaré, op. Cit.). Un hecho tan esencial de la Re­volución Industrial, como la explo­sión demográfica, también confir­ma la tesis. La población de Inglaterra crece de 6.665.000 de habitantes en 1760 a 8.216.000 en 1790; menos de un tercio. Pero de 1790 a 1820 ascien­de a 12.000.000; casi el 50%. En 1850 oscila en los 18.000.000; otro 50 % (Paul Bairoch, Revolución Industrial y Subdesarrollo, Ed. Siglo XX, Méjico 1967). Es la caída de las tasas de mortalidad lo que infla el cre­cimiento demográfico. Mejor ali­mentación (revolución agrícola), más higiene (el jabón y casas me­jor construidas, ropa interior lim­pia de algodón) y, por supuesto, los progresos de la ciencia médi­ca. La industrialización responde a una fórmula clásica que Maurice Dobb llama “primero los texti­les” (Mauricio Dobb, Capitalismo, crecimiento económico y subdesarrollo, Ed. OIKOS, Barcelona 1963). Es la industria textil y dentro de ella la de las telas de algo­dón (percales) -industria nueva, no sujeta a las rigideces del gremialismo corporativo y nueva de­mostración de la vigencia de la ley del desarrollo desigual -la que marcha, lejos, a la vanguardia-. Ya vimos cómo los inventos tecno­lógicos que se acumularon a fines del siglo XVIII, fueron la respues­ta a las exigencias voraces del mercado. Pero en 1813 sólo ha­bía en Inglaterra 2.500 telares me­cánicos (dibujo a la izquierda), serán 12.500 en 1820, 45.000 en 1829, y 85.000 en 1833. Sólo después de 1850 el telar me­cánico (ideado por Cartwright, al que se le aplicó el vapor de la máquina de doble efecto inventada por Watt –figura abajo a la derecha-), ha reemplazado integral­mente al telar a mano. El valor de la producción de los tejidos de la­na sube de poco más de 16 millo­nes de libras esterlinas en 1785, a poco más de 18 millones en 1812-13. En cambio el valor de la producción de las telas de algodón, pasa de 2 millones de libras en 1785 a 23 millones en 1812-13 (H.E. Fried Finlander y J. Olser, Historia económica de Europa, Ed. Fondo de cultura económica, Méjico 1957). El crecimiento formidable de los baratos tejidos algodoneros se vin­cula a la revolución del comercio. De un tráfico restringido de mer­caderías caras para los ricos, se pa­sa rápidamente a un comercio en continua expansión de mercaderías baratas para las masas que acce­den a la condición de trabajadores libres, asalariados, y forman la sustancia del mercado interno. De 1786 a 1800 el precio del hilo de algodón baja en un 70 %. De 1814 a 1833 el precio de la pieza de calicó en Manchester, desciende cuatro veces (Paul Bairoch, Revolución industrial y subdesarrollo, Ed. Siglo XXI, Méjico 1967). Es la consecuencia del aumento de la productividad debida a la maquinización. En 1840, un obrero textil produ­ce 9.600 yardas en jornadas de 10 horas (Robert Schnareb, El Siglo XIX, Ed. Destino, Barcelona1960). Esto permite la suba vertical de las exportaciones. En 1814 los tejidos de algodón expor­tados son el 56 % de la producción total. En 1880, son el 70 % (Paul Bairoch, op.cit.). Mozaré sostiene que la agilidad del crédito salvó a Inglaterra de una conmoción revolucionaria co­mo la francesa de 1789. El Banco de Inglaterra se funda, práctica­mente, al día siguiente de la se­gunda revolución política de la cla­se media burguesa, en 1695. En Francia, al día siguiente de la Re­volución Francesa y el de Alema­nia, tras la unificación en la década 1860-70 (Charles Mozaré, op. Cit.). Los bancos se multiplican. Hay 69 en Londres en 1797 y casi 500 en 1804 (Ch. Mozaré, op. Cit.). La circulación de bi­lletes emitidos por el Banco de In­glaterra pasa de 11 millones de li­bras en 1790, a cerca de 18 millo­nes en 1804; cifras que sólo son una débil parte de la emisión co­rrespondiente a los bancos priva­dos. Es importante consignar que Pitt (su retrato a la izquierda) decretó el curso forzoso en 1797 y así se mantuvo hasta 1820. El crédito fácil y flexible permi­tió la expansión industrial y la ab­sorción del campesinado liberado por la proliferación de los cercamientos en el campo. En Francia no ocurrió nada parecido. Por otra parte, la producción de carbón pa­sa de 6.425.000 toneladas inglesas en 1780, a 16.250.000 en 1829 (Paul Bairoch, op. Cit.). De 1720 a 1840 la capacidad de los altos hornos se multiplicó por diez. La producción de hierro bruto pasó de 109 mil toneladas en 1790 a 582 mil en 1825 (P. Bairoch, op. Cit.). La imagen de la Inglaterra In­dustrial exportadora de manufac­turas e importadora de alimentos y materias primas, está lejos de cuajar a fines del siglo XVIII (en ese tiempo el que estaba cuajado era el Plan Maitland: le faltaba sólo su ejecutor, que en ese tiempo, precisamente, era prisionero de los ingleses después de la campaña de Orán). De 1811 a 1830, el 97 % del tri­go producido es de origen local. Recién de 1871 a 1879, la impor­tación de cereal cubre el 55 % del consumo (P. Bairoch, op. Cit.). En 1699-1701, las materias pri­mas son el 34 % de las importa­ciones totales. En 1824-1826, lle­gan al 64 % (P. Bairoch, op. Cit.). La evolución de la renta nacio­nal a precios constantes es muy significativa. En 1798 fue de 139 millones de libras y 15,4 por habitante; en 1822 de 214 millones y de 17,5 por habitan­te (P. Bairoch, op. Cit.). Tampoco se han iniciado en esta época las grandes transformacio­nes liberales, aunque empiezan a darse los primeros importantes pa­sos hacia ellas. En 1806 los Comu­nes abolieron el tráfico de escla­vos. Sin restar importancia, ni mu­cho menos, a las campañas eticistas de William Wilberforce y a la ola de indignación moral que abra­zó a grandes capas de la clase media inglesa, como factores de pre­sión en favor de la causa abolicio­nista; es indispensable releer los argumentos que, con idéntico pro­pósito, esgrimía el padre del “laissez passer”, Adam Smith. Escri­bió al respecto: “aunque el desgas­te de un sirviente libre sea también a expensas de su amo le cuesta mucho menos que el de un esclavo. El fondo destinado a sustitución o reparación, por así decirlo, del des­gaste del esclavo está por lo gene­ral en manos de un amo descuidado o de un capataz negligente. El destinado a realizar la misma función para el hombre libre se ve adminis­trado por el propio hombre li­bre” (Citado en George Lichtheim, op. cit). En otro lugar aduce que no deben esperarse grandes emprendimientos de los amos de es­clavos: “Creo que la experiencia de todas las edades y las naciones demuestra que, si bien el trabajo realizado por esclavos parece cos­tar sólo sus gastos de manteni­miento, a fin de cuentas resulta el más caro. Una persona que no puede adquirir propiedades, no puede tener más interés que el de comer todo lo posible y trabajar lo menos posible” (Citado en George Lichtheim, op. Cit.). Como un atisbo del Segundo Imperio, en 1801 se crea el Ministerio de Colo­nias (Colonial Office), como De­partamento del Ministerio de Gue­rra. Las tres estrategias ensayadas por Napoleón contra Inglaterra La dictadura militar bonapartista que sucedió al Directorio, rema­te de la revolución de 1789, es la consecuencia de dos vertientes esenciales. Por un lado, la pérdi­da del apoyo popular, que tanta fuerza dio a la burguesía francesa en jornadas memorables, donde los “sans-culottes” hicieron el verda­dero gasto. “La revolución está he­lada”, exclamó Saint-Just (Albert Seboul, Historia de la Revolución Francesa, Ed. Futuro, Buenos Aires1961), cuan­do se apercibió del alejamiento de las masas, a raíz de la represión contra los hebertistas. Por otro, la debilidad ingénita de la burguesía nacional. Bonaparte no sólo “representó sus intereses, sino que se integró a ella como accionista del Banco de Francia, junto con sus herma­nos José y Jerónimo” (Alfred Colling, Historia de la Banca, Ed. Zeus, Barcelona1962). Más tarde le concedió el mono­polio de la emisión en París y otros privilegios. A tal punto, que Alfred Colling concluye: “el Banco de Francia lo debe todo a Bonaparte” (Alfred Colling, op, cit.). Trató así, de colmar la gran di­ferencia con el abundante y ágil crédito inglés. Pero Francia es una nación de mucha mayor densidad demográ­fica que Gran Bretaña y, conside­rablemente rezagada con respecto a su desarrollo industrial. ¿Come absorber los millones de hombres liberados por la quiebra del feuda­lismo? ¿Cómo incorporarlos al mercado interno? Sólo transformándolos en solda­dos de un gran ejército conquista­dor, que gane más y más mercados al naciente capitalismo indus­trial. “¿Un Imperio pacífico?”, se pre­gunta Morazé, “Tal cosa es inimaginable en 1805” (Alfred Colling, op. Cit.). El capitalismo crecerá en la gue­rra, en Inglaterra y mucho más en Francia; y la guerra dilucidará el secular pleito entre ambas por la supremacía mundial. El notable talento de Napoleón ha percibido el drástico dilema. In­glaterra es el enemigo número uno y contra ella, para ponerla de ro­dillas, ensayará tres estrategias sucesivas que la tuvieron al borde del abismo, pero que, a la postre, resultaron frustradas. La primera es, tal vez, la de más profunda visión, la de más sutil en­tendimiento del problema. Inglaterra extrae su poder del mar y del Imperio y el corazón del Imperio late en la India; allí hay que golpear. Para cumplir ese objetivo, planeó la campaña en Egipto y reclamó el mando de la misma al Director. Egipto abría el camino a la India. Así lo entendió Talleyrand (su retrato a la izquierda: sirvió a todos y traicionó a todos; era Obispo de Autún), apoyando su reclamo. Desde Italia el ge­neral victorioso había escrito: “No estaba lejos el tiempo en que sen­tiríamos que para destruir verdaderamente a Inglaterra haría falta apoderarnos de Egipto” (E. Tarlé, Napoleón, Ed. Futuro, Buenos Aires 1961). No fue allí, por cierto, a decla­mar frases memorables sobre las pirámides y los siglos, sino a abrir­se paso a la clave de la riqueza in­glesa. Pudo burlar a la flota británica una vez, desembarcar y obtener rápidos y espectaculares triunfos. Pero no dos veces; Nelson (retrato a la derecha), entera­do de la toma de Malta, descubrió a la flota francesa en Abukír y la destrozó. Cuando Bonaparte conquista Egip­to y se dirige a Siria, en camino ala India, es detenido en el sitio de Acre, alimentado por la flota bri­tánica, cuya defensa estuvo a cargo del almirante inglés Sidney Smith. Allí abortó el sentido dé la aventu­ra levantina. Escribe Tarlé: “Napoleón no cesó jamás de pensar en la India, desde la campaña de Egipto …” “En 1879 esta idea se unía a Egipto; en 1801 a la repentina amis­tad con el zar…” (E. Tarlé, Op. Cit.). Bonaparte buscó la alianza del Zar Pablo con el fin de constituir un gran ejército franco-ruso, diri­gido por él, con el cual tentar la conquista de la India a través del Asia Central. Pablo recibió la propuesta con entusiasmo. Mandó traer al ataman de los cosacos, Matvei Ivsnovitch Platov, que languidecía en una mazmorra, y le preguntó si co­nocía el camino a la India. La ré­plica fue afirmativa y lo designó jefe de cuatro contingentes de tro­pas, con la orden de trasladarse de inmediato a la frontera ruso-india. Partieron el 27 de febrero de 1801. El gabinete inglés temblaba de angustia. En las cancillerías no se hablaba de otra cosa. Algo muy sorpren­dente estaba por ocurrir. Pero el 11 de marzo el zar Pablo fue es­trangulado en el palacio de Mijailov. El proyecto se vino abajo. Napoleón exclamó: “¡Los ingleses me erraron en París el 3 de nivoso (día del atentado en la calle Saint-Nicaise), pero no en Petersburgo!” (E. Tarlé, op. Cit.). Es el celebrado “fair play”. Bonaparte debió concretar la paz con Inglaterra. Encontró a Londres bien dispues­to. Los países nórdicos, Dinamar­ca, Finlandia, Noruega y Suecia empezaban a fruncir el ceño ante la continuidad de la guerra. No estimar la importancia de las maderas nórdicas para la flota inglesa, fue tal vez uno de los erro­res más serios del corso. Su mentalidad continental, acostumbraba a medir la fuerza en millares de hom­bres y cañones y no en millares de toneladas marítimas. Hacía tiempo que los bosques ingleses habían si­do desvastados por las exigencias de la flota. Traer madera de Amé­rica era caro y peligroso. La salida óptima eran los bosques vírgenes de Noruega, Suecia y Finlandia. Además, de allí recibía trigo y carnes. Napoleón, obsesionado por el Mediterráneo, Egipto y la India, desatendió ese flanco abierto (Charle Mozaré, op. Cit.). Pero Inglaterra no; la “Paz de Amiens” se debe, en buena parte, a su cuidado sobre el punto. Más que una paz fue una tregua y de vuelo corto. Había mucho en juego y la rivalidad era a muerte. Bonaparte maduró su segunda estrategia antibritánica: invadir las islas. En Boulougne-sur-mer em­pezó a concretarse la “Grande Armée”. El más formidable de los ejércitos que Napoleón puso en pie. Su destino: conquistar Ingla­terra. El problema más difícil fue esquivar la fiera vigilancia de la flota. “¡Dadme tres días de nie­bla!”, clamaba (E. Tarlé, op.cit.). Forzó al Primer Ministro de España, Manuel Godoy, a una alianza, traducida en un co­pioso subsidio en oro y en una gran armada franco-española. Trató de burlar a Nelson, amagando una ex­cursión a las Antillas. Todo en vano. El 21 de octubre de 1805 el gran almirante (su retrato a la derecha), destruyó la flota enemiga en Trafalgar y allí rindió su vida. (La marina inglesa ha usado luto desde entonces, lo que es legítimo; pero, ¿cómo ex­plicar que algunas de América La­tina también adhieran a él?) Es el turno de William Pitt, el joven, tan excepcional conductor como su antecesor. Falla en otra tentativa de atentado, por medio del jefe chouan Cadoudal, pero logra ¡por fin! armar la tercera coa­lición nutrida con oro inglés. Napoleón sabe que su segunda estrategia ha caducado. Vuelve las espaldas al canal de la Mancha y se dirige a enfrentar los ejércitos continentales, que Pítt ha lanzado contra él. El 2 de diciembre arrasa a austríacos y rusos en Austerlitz. Los emperadores Francisco y Ale­jandro huyen a “revienta caballos” del campo de batalla. Algo más tar­de, el 14 de octubre de 1806, some­te a Prusia en la batalla de Jan. La tercera coalición está liquidada. In­glaterra es, más que nunca, la due­ña de los mares, una invencible talasocracia. Francia es, más que nunca, una tremenda potencia con­tinental que tiene a Europa en un puño. Llega la hora de la tercera estra­tegia contra Albión; el bloqueo continental. Prácticamente, las aduanas del viejo continente ya estaban cerra­das a las mercaderías inglesas, pe­ro el decreto de Berlín del 21 de noviembre de 1806 sistematizó el bloqueo. Se trata de hundir a Inglaterra, ahogándola en su propio poder in­dustrial. Hemos explicado cómo la capacidad productora de la indus­tria maquinizada sobrepasa en mu­cho las necesidades del mercado nacional británico. Para Gran Bretaña exportar es vivir y su principal mercado es Europa. Napoleón piensa que su econo­mía no aguantará. Que la paráli­sis, el desempleo, la crisis, la ha­rán estallar por dentro. En un platillo de la balanza es­tán los recursos de Europa al ser­vicio del capitalismo francés y, en el otro, los recursos del resto de la tierra al servicio del capitalismo británico. Napoleón está per­dido. Pero su tercera estrategia tendrá consecuencias fundamenta­les para el destino del mundo. El Memorándum Castlereagh de 1807 El bloqueo continental tuvo a Inglaterra con el agua al cuello. La situación de asfixia comercial se agravó por la negativa reac­ción norteamericana a las “Orde­nes en Consejo”, con las que Londres contrapone al bloqueo fran­cés el contrabloqueo marítimo y establece la obligación de todo navío neutral de tocar puertos bri­tánicos pagando altos impuestos, so pena de ser declarado “buena presa”. Washington aprobó medi­das proteccionistas que perjudi­caban claramente a las importacio­nes de origen inglés. La querella se fue agravando hasta que de­sembocó en la guerra anglo-norteamericana de 1812. A la derecha: retrato del General Liniers. Las exportaciones británicas se despeñaron; en el primer semes­tre de 1808 habían descendido un 60 % (Jacques Godechot, Europa y América en la época napoleónica, Ed. Nueva Clía, Barcelona 1969). Las reexportaciones fue­ron duramente afectadas y los stocks de azúcar y café alcanza­ron montos desconocidos hasta en­tonces. La industria sufrió una contrac­ción letal. Se colmaron los depó­sitos de mercaderías sin salida y muchos empresarios trataban de vender a pérdidas. Creció el de­sempleo y las tensiones sociales entraron en ebullición. Una petición reclamando la paz reunió casi 30 mil firmas en Yorkshire (Jacques Godechot, op. Cit.). Los obreros de Lancashire protestaron ruidosamente por los salarios miserables y el paro (Jacques Godecot, op. Cit,). Los archivos de Scotland Yard revelan, años más tarde, la ansiedad con que el gobierno apreciaba la marea en alza del descontento (Citado en E. Terlé, op. Cit.). Esta perspectiva era diáfana an­tes de constituirse la tercera coa­lición, puesto que en la práctica Europa ya se cerraba a las expor­taciones inglesas. Es natural que William Pitt manejara alternativas a la constitu­ción de aquélla y a la eventualidad de una victoria militar en Europa. La principal Consistía en abrir en Indias los mercados que se clausu­raban en el viejo continente. El general venezolano Francisco Mi­randa (retrato a la izquierda: jamás Inglaterra tuvo un sirviente así), hacía años que residía en Londres y procuraba apoyo britá­nico para liberar a su patria del yugo español para cambiarlo por el yugo inglés. Encontró un amigo y entusiasta de su idea en Sir Home Popham. Pitt tomó contacto con ambos y se puso a punto un plan para invadir América (en concordancia con los españoles de Cádiz y con los porteños de Buenos Aires). Se recogía una vieja aspiración inglesa con res­pecto al Imperio Español. Cromwell concibió su propio proyecto en 1654, pero fracasó; sólo obtuvo Ja­maica. Ya explicamos los motivos que indujeron a los ingleses a li­brar la “Guerra de la Sucesión Es­pañola”, en 1700. Por otra parte, las exportacio­nes a las Indias hispánicas en 1805, ascendían a la interesante suma de 7.771.418 libras; dos años más tar­de, después de haber sido expulsados los ingleses que dejaron al marcharse luto y llanto por doquier, serían del orden de los 18 mi­llones (William W. Kaufmann, La política británica y la independencia de América Latina, Ed. Universidad Central de Venezuela, Caracas 1963). Los avatares de la gestación de la tercera coalición aplazaron el plan, pero no lo anularon. El zar Alejandro alentaba esperanza de incorporar a España y la verdad es que, por entonces, Godoy hacía doble juego. En esas circunstan­cias era imposible atentar contra las posesiones de un posible alia­do. Entretanto se designó a Sir Po­pham jefe de una expedición dirigida a arrebatar a los holandeses la colonia de Buena Esperanza, lla­ve del Atlántico sur y posible base de operaciones para alguna tenta­tiva napoleónica en la India. Ade­más, desde allí la expedición po­día aguardar el desenlace de la in­triga diplomática, cercana al cono sur del continente americano. La derrota de Austerlitz derrum­bó el ánimo y la salud de Pitt. Aco­sado por la gota, debilitado por la continua e intolerable tensión, fa­lleció el 22 de enero de 1806. Desde el Cabo, Popham, cons­tató que se habían dado las con­diciones para atacar al Río de la Plata. Trafalgar dejaba el mar a disposición de la armada y Aus­terlitz cerraba Europa a las expor­taciones inglesas. España, por otra parte, luchaba junto a Napo­león. Ignorando la muerte del Primer Ministro, en abril de 1806, dio la orden de zarpar y, a principiéis de julio, informaba a Londres de su éxito completo en la conquista de Buenos Aires. El botín capturado superaba el millón de pesos fuer­tes y los ingleses ganaban amigos rápidamente en la capital del Vi­rreinato (William W. Kaufmann, op. Cit.). Los “amigos” de los ingleses fueron capitaneados por los hermanos Rodríguez Peña y su lugarteniente, el altoperuano Aniceto Padilla. La City deliró de entusiasmo. El tesoro de Buenos Aires fue escol­tado por una entusiasta muchedum­bre que entonaba el “Rule Britannica” (estrenado cuando la “Guerra de la oreja de Jenkins”) y “God Save the King” (William W. Kaufmann, La política británica y la independencia de América Latina, Ed. Universidad Central de Venezuela, Caracas 1963). El afán especulati­vo ganó a los comerciantes an­siosos de exportar y los barcos re­pletos se aprestaron por decenas. Pero la triunfante resistencia de los criollos demostró a Londres que la conquista era un hueso muy duro de pelar (A la derecha: soldado Patricio de Buenos Aires) Jena y Auerstadt probaron que Bonaparte era, por ahora, invenci­ble en el continente. Como bien-dice William W. Kaufmann: “Una cosa por fin parecía cierta. El go­bierno inglés había decidido aban­donar el continente, de modo de dedicar sus energías a las empre­sas coloniales” (William W. Kaufmann, op. Cit.). Después de dos invasiones fra­casadas, se resolvió emprender una tercera, con un jefe de rele­vantes aptitudes: Sir Arthur Wellesley (el futuro Duque de Wellington). Sin embargo, el empirismo, el respeto por la realidad, la atenta y pragmática consideración de los pro y los contra, que singularizan la acción imperial de Gran Bretaña, condujeron a un importante cam­bio de estrategia, concretado en el trascendente Memorándum que Lord Castlereagh elevó al gabine­te en 1807. En él se descarta toda aven­tura militar directa, por estar en desacuerdo con los escasos recur­sos disponibles (había que seguir la guerra en Europa) y en virtud de las nuevas modalidades del co­mercio inglés, que sugerían una variante mucho más auspiciosa. Castlereagh abogaba por la inde­pendencia de los virreinatos espa­ñoles en Indias, con el apoyo in­glés, y su conversión en monar­quía —que alejaran toda veleidad republicana y radical—a distribuir entre príncipes europeos vacan­tes, como el duque de Orleans y, bajo la protección de Gran Bretaña, que monopolizaría fácilmente los nuevos mercados (W. W. Kaufmann, obra de este autor citada anteriormente). Un continente dividido en va­rias naciones formalmente inde­pendientes e incorporadas a una economía mundial, dirigida desde Inglaterra. Esa es la primera idea de la “balkanización” de Hispanoamérica, que desde entonces, sería la clave de bóveda de la política británica en estos lares. Sir Arthur Wellesley aprobó sin retaceos el proyecto. Pero la invasión de España por los franceses, la insurrección del pue­blo ibérico y la nueva alianza con sus Juntas contra Napoleón, cam­biaron el rumbo de las fuerzas a su mando. Su destino fue Portugal y España y no hubo tercera expe­dición al Río de la Plata. La política inglesa triunfaría allí por otros medios, y contando con la invalorable ayuda de su propia clase dirigente que operaba a espaldas del pueblo. El subimperio lusitano en América Rusia, España y Portugal resul­taron los puntos indiscutiblemente endebles del bloqueo continental. Rusia aún estaba muy verde, la Paz de Tilsit mediante. Pero urgía taponar los agujeros, que Borbones hispánicos y Braganzas portugueses permitían en el círculo aduanero, concebido por el Emperador. En Tilsit, Napoleón de­jó a Alejandro libertad en el Medio Oriente y él quedó con las manos libres en Europa. Así se entretejió la conquista de Portugal y de España. En noviembre de 1807 la tierra lusitana cayó en manos de los ejércitos franceses. Pero Inglate­rra no abandonó a las cabezas de su subimperio. La flota recogió al Príncipe Regente Juan, a la ena­jenada reina María, a la princesa Carlota Joaquina, esposa del Re­gente e hija de Carlos IV de Espa­ña, y a unos 10 mil funcionarios y cortesanos y los trasladó a Río de Janeiro, desde entonces centro del imperio lusitano (E. Tarlé, op. Cit). El viaje tuvo su precio: abrir sin reticen­cias e! amplio y suculento merca­do brasileño a los industriales y comerciantes de Su Majestad. En 1810 se firmó el nuevo Tratado anglo-lusitano. Por él las mercaderías portuguesas pagaban una ta­sa del 16 % y las inglesas del 15 % (Calo Padro Juniors, Historia económica del Brasil, Ed. Futuro, Buenos Aires 1960 ). La colonización británica del Bra­sil marcha viento en popa. Es más, en Río se instala Lord Strangford, para dirigir la política británica en la región. Aunque se bifurca en dos líneas distintas, ca­si opuestas. Londres ha suscrito un prometedor convenio comercial con España, en 1809, pero los ca­bildeos y cortapisas hispánicas tornan difícil su cumplimiento. Entonces por un lado, Lord Strangford juega la carta del respeto a las posesiones del aliado español. Por otro, el almirante Sidney Smith, rubio y buen mozo, héroe de Acre, es situado junto a la Princesa Car­lota Joaquina, para estimular sus apetitos por coronarse en el Río de la Plata, ya que su hermano Fernan­do y su padre Carlos están presos. Según los españoles cedan o no cedan en el asunto del comercio, se discurre por una u otra línea. Hay que reconocer que la elec­ción del apuesto marino fue un toque maestro. La princesa Carlota es casi ena­na, maltrecha, de poblado bigote y dientes repelentes. Pero tiene una mente despierta y vorazmente am­biciosa y un corazón tierno, ena­moradizo y voluble. Otra muestra del “fair play”. El as británico: los banqueros Para comprender una guerra en pro­fundidad, es indispensable saber quien financia a los beligerantes. Puede el historiador conocer al de­dillo las batallas, los generales, los estadistas, pero si no sabe quien paga los gastos, apenas si tiene la punta del ovillo, el lomo oscuro de la tonina que se desliza en las aguas. La banca de la City, el Banco de Inglaterra y los principales bancos privados, financiaron las siete coa­liciones levantadas contra Napo­león. Esta vez Gran Bretaña no pudo encontrar su “soldado afortu­nado”. Militarmente, Bonaparte fue el genio del siglo, revolucionó el arte de la guerra. Los más conspi­cuos estrategas del continente es­taban azorados. “No es científico —afirmaban— pero gana”(83). La batalla de Waterloo (ilustrada arriba) se ganó, según los expertos, por un pelo. Aunque se hubiera perdido, Napoleón, a la larga, estaba vencido. No podía contra el poder económico, contra el aluvión de libras, de oro, que Londres lanzó sobre él. Morazé dice que subestimó la capacidad del crédito inglés (84). Error fatal y definitivo (a la izquierda creación del Banco de Inglaterra, allí fueron a dormir en 1806 los tesoros del Río de la Plata). Los banqueros prestaron otros trascendentes servicios, además de financiar la guerra durante más de 15 años. En ese sentido, se puede afir­mar que junto al trepidar de los combates en el continente, hubo una guerra paralela, callada, su­brepticia, entre los Rothschíld y el temido Emperador. La dinastía judía y bancaria de los Rothschild tuvo su origen en la calle de la judería en Francfort, donde Mayer Amschel Rothschild, el fundador, empezó traficando en monedas raras, en su casa del “Es­cudo Verde” y culminó organizando una institución financiera, que ex­tendía sus sutiles redes por toda Europa y era gestora de los intere­ses de su monarca, el príncipe Gui­llermo (Frederic Morton, Los Rothschild, Ed. Bruguera, Barcelona 1962). Sus hijos, Nathan (su figura a la izquierda) en Londres, James en París, Salomón en Viena y Karl en Ñapóles eran los nódulos nerviosos de la red. El príncipe Guillermo tenía deu­dores por toda la Europa ocupada por las tropas francesas, conse­cuencia de las fructíferas coloca­ciones, realizadas por medio de “Mayer Amschel Rothschild e hi­jos”. Los hermanos se movían como sombras entre aduaneros, jerarcas y oficiales de Napoleón. Sus ca­rruajes de doble fondo, sus mensa­jeros de uniforme azul, sus cartas cifradas en que las inversiones in­glesas eran “bacalao”, Mayer “Arnoldi” y su alteza “Her Goldstein” (Frederic Morton, op. Cit.), su fantástica ubicuidad, los volvía inaprensibles. Los réditos fueron cobrados y re­invertidos en consolidados ingle­ses, pero los beneficios demoraban en llegar a las manos de Guillermo. Es que Nathan especulaba en Londres; compraba azúcar, café, ín­digo, y reaparecían en las voraces y desabastecidas plazas comerciales de Europa. Federico Morton concluye: “Constituían una combinación in­destructible: la sobriedad metódi­ca del burgués, animada por un impulso diabólico” (Frederic Morton, Los Rothschild, Ed. Bruguera, Barcelona 1962). Las debilidades del bloqueo en España y Portugal fueron drásti­camente liquidadas con la guerra, pero el contrabando organizado por los Rothschild desesperó inútilmen­te a la policía francesa; se les desvanecían entre los dedos, atravesa­banaduanas y barreras como fan­tasmas. Y, naturalmente, la presión sobre la economía inglesa se ali­viaba, experimentaba inapreciables desahogos y preparaba la derrota de Napoleón. Eso no fue todo. El duque de Wellington libraba la gue­rra contra los franceses en España, en medio de serias dificultades económicas. Era muy difícil hacer­le llegar oro desde Londres. El duque emitía giros contra el teso­ro inglés y, una multitud de cam­bistas sicilianos y malteses los ha­cían efectivos, por tortuosos sen­deros y con descuentos pantagrué­licos. Nathan Rothschild ideó un camino inverso. Compró oro por 800 mil libras a la Compañía de Indias Orientales, mientras, en París, su hermano James se ganaba la amis­tad del duque de Dalberg, y desli­zaba en sus oídos la noticia de que su familia poseía ingentes cantida­des de oro en Inglaterra, que los perversos ingleses no dejaban lle­gar a Francia (Frederic Morton, op.cit.). El Ministro de Finanzas de Napoelón, quien había recibido un apetitoso préstamo de los Rothschild, hizo conocer el pro­blema a Su Majestad. Lo cierto es que las propias au­toridades francesas ayudaron, dili­gentemente, a contrabandear el oro de Nathan a su propio territorio. Los napoleones de oro galos (fa­bricados en Inglaterra) eran conver­tidos en cédulas contra ciertos ban­cos españoles y, en el sur, el her­mano Kalmann se esfumaba con el tesoro, entre los cañones y los Pi­rineos. Mientras, Salomón borraba y confundía las huellas. Por fin el oro llegaba a manos de Wellington y sus recibos retornaban desandan­do el mismo laberíntico camino. La maquinaria Rothschild zumbaba tan suave y quedo, que jamás fue advertida por el contaespionaje francés. Morton explica: “Muy pronto los Rothschild constituyeron la fuente de la vida inglesa no sólo para Wellington, sino para todos sus aliados. Durante los últimos años de la guerra napoleónica, Gran Bre­taña puso a punto enormes subsi­dios para Austria, Prusia y Rusia, Pero no tenía medios apropiados para efectuar los pagos. El embar­que de divisas de oro contenía un riesgo prohibitivo. El libramiento de enormes giros sobre el tesoro inglés hubiera de­preciado el cambio de la esterlina. John Herries, canciller del Exchequer, que tenía a su cargo la finan­ciación extranjera, conocía el reme­dio: “Que lo hiciera Nathan” (Frederic Morton op.cit.). Y los Rothschild lo hicieron ¡sin que la libra bajara un punto! Es ne­cesario recordar que las guerras napoleónicas costaron al Reino Uni­do 800.000.000 de libras. ¿Cuál fue el monto de sus comi­siones? Incalculable, pero ultrasecreto. No fueron sus únicas ganan­cias. La telaraña Rothschild que cubría Europa, no sólo servía para escurrir mercaderías u oro, sino que constituía el mejor servicio de información de su época. Cuando se libró la decisiva bata­lla de Waterloo, el continente en­tero retuvo el aliento. ¿Quién había ganado? Durante 30 horas la incertidumbre creció insoportablemente. Un mensajero trajo la primicia de la victoria aliada, al alba del 20 de junio, a conocimiento de Nathan. Batió por varias horas al mensajero especial de Wellington. Nathan in­formó al gobierno y se fue a la Bolsa. Allí desde “su columna” empezó a vender consolidados de la deuda británica. Como se dice en la jerga bolsística, “reventó” las cotizaciones. Cundió el pánico. “Rothschild sabe, Waterloo se ha perdido”. Los consolidados se desplomaron. Pero, justo a tiempo, Nathan los compró a todos y cuando se recibió la jubilosa nueva de la victoria, se fueron a las nubes. ¿Cuánto ganó? Sólo es posible imaginárselo. La metrópoli post-napoleónica Al término de la guerra Gran Bretaña vivió difíciles días de crisis. Era un fenómeno pasajero, coyuntural. En rigor, no es muy exagerado decir que con el acta de Viena el mundo queda a sus pies. Incluso la restauración de la legitimidad absolutista, el sueño de Metternich y de los aterrados reyes y emperadores, es favorable a Inglaterra porque tiende a detener o demorar las fuerzas modernizadoras, capitalistas, que la marejada revolucionaria ha desencadenado en el continente. Por otra parte, el equilibrio de poderes es reconstituido minuciosamente. El Congreso entero aprobó el principio: “Fundar la paz sobre una justa repartición de fuerzas entre potencias, mediante un sistema durable de equilibrio.” (Mariano Perla, Europa-Siglo XIX, Ed. Del Tridente, Buenos Aires 1945). El eje es la ponderación equivalente entre Francia y las potencias germanas. La primera vuelve a sus antiguas fronteras y al poder de los Borbones (si vuelve a los Borbones significa que vuelve a Inglaterra, esto es lo que se quiere decir). Austria en decadencia irremediable y, sobre todo Prusia (recupera Posnania y los territorios wesfalianos a la izquierda del Rhin) son fortalecidos. Entre ambos poderes, una Holanda acrecida con Bélgica, independiente, guardián de la desembocadura del río Escalda es el paradigma del estado tapón. Rusia fue convenientemente compensada, en la justa medida del equilibrio. Como Castlereagh expresó: “Seguridad, no venganza” (Lord Elton, El imperio Británico, Ed. Luis de Caralt, Barcelona 1948) Inglaterra no quería del continente nada que no fuera su mutua neutralización para quedar ella con las manos libres en ultramar. Muchas colonias adquirió durante la guerra, pero, “generosamente”-, devolvió lo chirle (Java, sus colonias en Indias orientales, etc. a Holanda; Martinica, Guadalupe, Ca­yena, etc. a Francia), y retuvo la sustanciosa nata: Ceilán -apéndice estratégico de la India-, Malta, Santa Lucía, Tobago, la base naval ­de Mauricio, la isla danesa de Heligoland y, por supuesto, el Cabo Buena Esperanza. Además y a instancias de su fina e implacable diplomacia, el Congreso aprobó una resolución para abolir la trata de esclavos y otra declarando libre la navegación de los ríos interiores que atraviesan dos o más Estados Enarbolando este principio se produjeron las frustradas intervenciones contra la Confederación Argentina en los tiempos de Rosas. En suma: los mares eran suyos, el comercio será suyo, el Segundo Imperio será suyo. Castlereagh el conservador, el asible, el tenaz, fue artífice del “capo lavoro” de Viena. Shelley escribió de él: “Ví pasar por aquí el crimen, llevaba una máscara como Castlereagh (Lord Elton, op.cit.). ¿Cómo era la metrópoli por dentro cuando se aprestaba a disfrutar sus máximas glorias? Una sociedad vívida, contradictoria, ebullente; combinación de distintas formaciones económico-sociales. No hay duda de que el capitalismo industrial, que crece vertiginoso en Sheffield, Liverpool, Manchester o Glasgow, con sus fá­bricas, sus obreros, su carbón, su hierro y sus máquinas, es la forma­ción subordinante. Pero no por eso se ha desvane­cido la “verde Inglaterra” de los land-lords. Cuatro mil leyes de cercamiento se han votado desde 1700 a 1845 (Robert Schnerb, op.cit.). Dos mil land-lords acapa­ran el tercio del suelo inglés, con propiedades de 100 mil a 200 mil hectáreas (Robert Schnerb, op.cit.). Son la flor y nata de la “gentry”, la clase indiscutiblemente gobernante que se expresa, preferentemente, en el Partido Tory (más tarde Conservador). En sus castillos y mansiones -la Manor House-. viven como sus ancestros. Magníficos parques, extensos co­tos de caza, jornadas de cabalgatas tras la infeliz zorra, chaquetas es­carlatas y lebreles formidables. El muy burgués Peel es el señor de Drayton Manor (Robert Schnerb, op.cit.). Son los due­ños de las aldeas, de la justicia y de los burgos que sientan a sus representantes en los Comunes. Muchos burgos están casi des­habitados, otros son páramos, otros están cubiertos por un río desviado de su curso; pero votar, votan. Son los “burgos podridos”. La Edad Media se prolonga en las costumbres, los títulos de nobleza, el poder. También son de cuño feudal los centenares de miles de artesanos que perduran junto a las fábricas siderúrgicas de 2.000 operarios. Y, aún, antiquísimas formas comuna­les persisten, irreductibles, aquí y allá (H.E. Friedlander y J. Olser, Historia Económica de Europa, Ed. Fondo de cultura económica, Méjico 1957). Es más, los obreros se agrupan, luchan y prefiguran formas sociales del porvenir. Todo esto es Inglaterra, pero so­metido al capitalismo industrial. El duque o el barón serán airosos jinetes en la caza del urogallo, o cortesanos exquisitos en Saint Ja­mes, pero compran acciones bursá­tiles y dedican sus tierras a criar ovejas, cuya lana la industria textil compra a muy buenos precios. Es una clase dominante pragmática, que no se insubordina contra la re­alidad, que abre sus puertas a la burguesía en ascenso (preferente­mente expresada en el Partido Wigh; más tarde liberal). Mientras el primogénito conser­va el título, el asiento en los Pares y el castillo, no pocos segundones se dedican a la industria o la ban­ca. No son raros los matrimonios entre hijos o hijas de nobles ran­cios, con hijas o hijos de banque­ros o industriales enriquecidos. Y la propia corona ennoblece a los empresarios de éxito (Pierre Muret, La prepondérance anglaise, Ed. Press Universitaire, París 1949). La gentry se funde con la burguesía, que ac­cede al poder, al brillo social, a la nobleza, sin violencias ni abruptas sacudidas. Es el privilegio de ser la nación encumbrada por el desa­rrollo desigual. El propio Estado ha contribuido, en la era del mercantilismo, a apre­surar esta sabia mixtura de nobles de abolengo y burgueses empren­dedores. Muy bien lo expresa Muret: “Los “capitalisted men” reclaman que es­ta presión estatal desde afuera (“pression from without”), fuera en su favor.” Tal fue el sentido de su acuerdo con la “gentry”. El cual esclarece, a partir de 1688, la vida política in­glesa (Pierre Muret, Op.cit.). Ver más
    De: GRR – Grupo de Reflexión Rural

  8. Notición mundial! : En Kabul (Afganistán) hay playa y salen de allí hasta portaviones y todo (no sé si tendrán socorrista):
    http://noticiaserb.wordpress.com/2011/05/03/epic-fail-bin-laden-fue-trasladado-a-afganistan-donde-fue-enterrado-en-el-mar-burbuja-economica/
    Por supuesto no se pueden dejar comentarios en la noticia del País, algo habitual en ellos.

  9. Muy interesante artículo. Aunque leído muy por encima no se menciona nada sobre el opio…las fábricas de opio que el Imperio Británico (China fue, intencionadamente o no, la gran victima de su consumición y la inevitable adicción), traficó. Millones murieron a causa del consumo de opio. La Gran Bretaña se enriqueció enormente con su producción y venta. Las ciudades de Mumbai, antes llamada Bombay y Kolkata fueron construídas en base a la producción del opio. Hay mucha información en el libro de Amithav Ghosh, “EL libro de las amapolas”.
    La fábrica más grande del mundo está en Ghazipur- India, una ciudad al norte de la India- Da trabajo a más de 900 personas. Hoy día se utiliza para fines farmacéuticos. Los monos que toman los restos de las alcantarillas por Rajasthan y Maghia Pradesh, otro lugar donde se procesa el opio, duermen la mayor parte del tiempo, adictos y con pocas posibilidades de sobrevivir mucho tiempo.
    Triste que tengamos que sobrevivir a costa de la explotación mutua. Claro que hay seres que están fuera de este círculo vicioso y nos proveen de grandes inventos que dan la posibilidad de evitar muchos crímenes de esta clase. Aún hay esperanza.

  10. Amigo Despertares: Qué Curiso que llamen a la operacion para matar a Bin laden “geronimo” Esto me recuerda que tanto bush padre y bush hijo son miembros de la SKULL AND BONES, y que el nieto de Geronimo en el año 2009 denunció a la Universidad de Yale y al gobierno de los Estados Unidos, para que le devolvieran la cabeza de su antepasado que habia sido robada por estos 111UM1NAT1S de mierda…¿curioso?…YA NO.
    ¡QUE SIGA EL JUEGO!

    • Pues si…

    • Sin duda hereje, ELLOS siempre actúan en base a la simbología y la numerología, cuánto más sepamos sobre estos temas, mejor comprenderemos su forma de actuar y más previsibles serán sus criminales acciones, no obstante, están acabados, no tengamos la menor duda.

      un abrazo

    • Guillermo Gutierrez

      yo me pregunto,por que en cada hilo de esta pagina,ya sea acerca del usos de la orina como fuente de hidrogeno o la contaminacion ambiental,la mayoria de los usuarios hacen comentarios:de contenido religioso que no tiene nada que ver con el toppic y muchas veces de corte fundamentalista o los teoricos de conspiraciones,siempre mentando a los Iluminati,comunidad desaparecida cuyos fines eran de difundir el espiritu de indagacion cientifica al margen del oscurantismo religioso.Muestrenme UNA PRUEBA de que esta organizacion siga existiendo y que se dedique a matar,como si lo hace el Ku KLUX Klan,a la que sin embargo nadie nombra,siendo culpable de tantas atrocidades.

  11. DESARROLLAR LOS TALENTOS
    La sociedad mejora si los ciudadanos pueden desarrollar sus talentos. Si el contexto político-institucional no lo permite, el cuerpo social empeora. Es la historia del avance de la civilización.
    El talento es la capacidad de una persona para el ejercicio de una actividad. Cada persona, por causas neurológicas o fisiológicas tiene sus propios y distintos talentos, pero para que se desarrollen mejorando a la sociedad, cada una debe esforzarse y trabajar para perfeccionar su obra, desde la más modesta a la más destacada.
    Nuestro país anula o destruye talentos con las burdas ficciones de justicia social o estado de bienestar basadas en que:- la sociedad es intrínsecamente injusta, dando a algunos lo que quita a otros, y que:- solo el Estado puede corregir esa injusticia. Los países que fueron políticamente pervertidos con esos mitos, impidieron el progreso social. En el caso argentino, empeoró a la sociedad y es causa del escándalo público de la indigencia. Además, transformó al Estado en un organismo incapaz y enfermo de corrupción.
    Parafraseando: desarrollar los talentos para mejorar la sociedad requiere una disciplina tenaz y paciencia. El bienestar social lo produce el trabajo del hombre: nunca vendrá del cielo ni del Estado.
    3/5/2011

    • SILVIA, la ultima frase de tu mensaje lo del “trabajo” habria que investigar donde comenzo lo que llamamos “trabajo”, te doy una pista “Grecia”, tal vez el verdadero motivo por el que estamos aqui en el planeta sea muy diferente a eforzarnos apenas por sobrevivir y multiplicarnos…Quien sabe…habra que investigar a fondo porque en la superficie solo encontramos lo que nos da el sistema para que actuemos en su beneficio y para que siga vigente…la pregunta del millon es a quien y a cuantos beneficia esto?….para pensar

  12. ESTO QUE PEGO MÁS ABAJO ESCRIBÍA EL MAGNÍFICO AUTOR URUGUAYO, EN ESA ÉPOCA
    UN ABRAZO LIBERTARIO

    **Eduardo Galeano

    ” Ojalá”

    ¿Obama probará, desde el gobierno, que sus amenazas guerreras contra Irán y Pakistán fueron no más que palabras, proclamadas para seducir oídos difíciles durante la campaña electoral?
    Ojalá. Y ojalá no caiga ni por un momento en la tentación de repetir las hazañas de George W. Bush. Al fin y al cabo, Obama tuvo la dignidad de votar contra la guerra de Irak, mientras el Partido Demócrata y el Partido Republicano ovacionaban el anuncio de esa carnicería.
    Durante su campaña, la palabra leadership fue la más repetida en los discursos de Obama. Durante su gobierno, ¿continuará creyendo que su país ha sido elegido para salvar el mundo, tóxica idea que comparte con casi todos sus colegas? ¿Seguirá insistiendo en el liderazgo mundial de los Estados Unidos y su mesiánica misión de mando?
    Ojalá esta crisis actual, que está sacudiendo los cimientos imperiales, sirva al menos para dar un baño de realismo y de humildad a este gobierno que comienza.
    ¿Obama aceptará que el racismo sea normal cuando se ejerce contra los países que su país invade? ¿No es racismo contar uno por uno los muertos invasores en Irak y olímpicamente ignorar los muchísimos muertos en la población invadida? ¿No es racista este mundo donde hay ciudadanos de primera, segunda y tercera categoría, y muertos de primera, segunda y tercera?
    La victoria de Obama fue universalmente celebrada como una batalla ganada contra el racismo. Ojalá él asuma, desde sus actos de gobierno, esa hermosa responsabilidad.
    ¿El gobierno de Obama confirmará, una vez más, que el Partido Demócrata y el Partido Republicano son dos nombres de un mismo partido?
    Ojalá la voluntad de cambio, que estas elecciones han consagrado, sea más que una promesa y más que una esperanza. Ojalá el nuevo gobierno tenga el coraje de romper con esa tradición del partido único, disfrazado de dos que a la hora de la verdad hacen más o menos lo mismo aunque simulen que se pelean.
    ¿Obama cumplirá su promesa de cerrar la siniestra cárcel de Guantánamo?
    Ojalá, y ojalá acabe con el siniestro bloqueo de Cuba. ¿Obama seguirá creyendo que está muy bien que un muro evite que los mexicanos atraviesen la frontera, mientras el dinero pasa sin que nadie le pida pasaporte?
    Durante la campaña electoral, Obama nunca enfrentó con franqueza el tema de la inmigración. Ojalá a partir de ahora, cuando ya no corre el peligro de espantar votos, pueda y quiera acabar con ese muro, mucho más largo y bochornoso que el Muro de Berlín, y con todos los muros que violan el derecho a la libre circulación de las personas.
    ¿Obama, que con tanto entusiasmo apoyó el reciente regalito de setecientos cincuenta mil millones de dólares a los banqueros, gobernará, como es costumbre, para socializar las pérdidas y para privatizar las ganancias?
    Me temo que sí, pero ojalá que no.
    ¿Obama firmará y cumplirá el compromiso de Kyoto, o seguirá otorgando el privilegio de la impunidad a la nación más envenenadora del planeta? ¿Gobernará para los autos o para la gente? ¿Podrá cambiar el rumbo asesino de un modo de vida de pocos que se rifan el destino de todos?
    Me temo que no, pero ojalá que sí.
    ¿Obama, primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos, llevará a la práctica el sueño de Martin Luther King o la pesadilla de Condoleezza Rice?
    Esta Casa Blanca, que ahora es su casa, fue construida por esclavos negros. Ojalá no lo olvide, nunca.

    • Querida NORMA, Obama no cambiará nada porque es un presidente, lo cual significa “actor adiestrado para representar un papel y seguir un guión escrito por otros”. Los que vamos a cambiar este mundo somos NOSOTROS los millones de seres humanos que sufrimos y padecemos una élite enquistada en el poder sobre la base del crimen contra la humanidad ya por demasiado tiempo

      un fuerte abrazo

  13. Gracias a todos por los excelentes comentarios que ayudan a pensar y abrir la mente

  14. SILVIA: EXCELENTE! ! ¿ES TUYO? SABÉS SIEMPRE ENTENDÍ QUE ASÍ DEBE SER: DESARROLLAR LOS TALENTOS QUE CADA SER TIENE NATURALMENTE, ¿LO IMAGINAMOS? TODOS HACIENDO LO QUE SALGA DE NUESTRO INTERIOR, NOS SENTIRÍAMOS COMPLETOS FELICES, Y DESARROLLAR NUESTRA TAREA SERÍA UNA FIESTA PORQUE, HARIAMOS LO QUERRIAMOS Y QUERRIAMOS LO QUE HARIAMOS. EL RESULTADO DE NUESTRA ACCIÓN BENEFICIARÍA A TODA LA SOCIEDAD Y A NOSOTROS, SERÍA MAGNÍFICO! ! TAN SIMPLE COMO ESO
    UN ABRAZO LIBERTARIO

  15. Guerrera Magnética amarilla

    FFFFFffffff…. Qué larrrrgoooo, cuando lleguen las vacaciones los leo…

  16. NORMA…SILVIA..SONIA..ESTHER….
    Magníficas aportaciones al saber de la cultura. Al margen del excelente propósito del foro es necesario saber para mejor opinar de los temas.
    MIS FELICITACIONES.

  17. Pingback: Festival de Festival Beltaine y la “muerte de Bin Laden”. Rituales | Control de los Cielos

  18. TODO MUY BUENO, ESPERO INFORMACION PERMANENTE.

  19. Obama me decepcionó soberananamente al oirle decir en una entrevista de la CNN que: “ante la enorme agresión sufrida por el ataque terrorista el 11 de Septiembre era de entender la invasión a Irak, etc.” Justificaba así a Bush y sus compinches, en lugar de llevarlos a un Tribunal Internacional de Crímenes a la Humanidad. Así que el chico cambia según conviene.
    El poder ha de estar lo más repartido posible- Esto sólo se consigue cuando todos nos volvemos responsables y luchamos para no ser manipulados por el “Papá Estado”. Requiere una gran formación Humana y moral que dudo que la tengamos. La educación e información son cruciales. Digo Educación, no una formación de robots andantes.

  20. Pasen y vean el Gran Circo Americano.
    Un análisis de los dichos y desdichos el gobierno de EEUU y los massmedia
    http://jalaparevealed.wordpress.com/2011/05/05/pasen-y-vean-el-show-del-gran-circo-americano/
    ¿aun quieren hacernos creer que mataron a Bin Laden sin presentarnos pruebas?

  21. Apreciados amigos de Despertares, Si el Banco de Santander Central Hispano, se niega a entregarle su dinero, dándole largas al asunto, por favor no se enfade, es muy peligroso para Vd. Les comparto mi experiencia.

    Ayer día 6 de mayo yo acudí a la Oficina Central del Santander en Lleida, a petición de mis dos hermanos, para reclamar el dinero de nuestra herencia, mi madre falleció el día 26 de Diciembre de 2010, los tres hermanos hemos pagado todos los impuestos.(muchos millones) tenemos todos los papeles en regla, pero el banco todavía no.

    Su respuesta es vuelva Vd. el lunes . Es culpa de un papel del notario. Yo no estoy autorizado. El Sr. Director no esta en este momento, tardará una hora, yo lo espere y según el banco no llego en toda la mañana etc.

    Mis dos hermanos me habían delegado el cobro de nuestro dinero en mi, y yo no les quería defraudar, tuve que hacer un poco de teatro, pues el Sr. Director que en teoría no estaba en el Banco, era justamente la persona que se comprometió verbalmente con migo, delante de los clientes del Banco: “diciendome Sr. Florensa , quiere su dinero” yo conteste con un Siii, bien fuerten, delante de la presencia de muchos clientes del Banco, alguno conocidos mios.

    El Sr. Julián Director de la Central del Banco de Santander, después de haberse comprometido públicamente a entregarme mi dinero, cambio de repente su actitud y me entrego muchos argumentos que no quise escuchar, diciéndome que “hoy no nos es posible entregarle su dinero, lo sentimos, es imposible”

    Rápidamente el Sr. Director de la Entidad que en realidad si que estaba, solicito el servicio de la ambulancia del Psiquiátrico, acompañada de las fuerzas de seguridad con en total 8 efectivos, mas los sanitarios, mas tarde se presento el Jefe de los Mosos d’Escuadra de Lleida.

    Delante de él llamé al responsable del periódico
    “La Mañana” de Lleida, conocidos míos, su respuesta fue, no tenemos periodista ni fotógrafo, no podemos ayudarte. No me extraña que cada día tengan más problemas económicos.

    La única solución que el Banco de Santander me ofreció,
    por ser un buen cliente y por no poder entregarme mi dinero por motivos internos de la administración del Banco fue :
    (súbase a la camilla que en la ambulancia ya tenemos la inyección preparada, Ud. hoy dormirá con los que no están de acuerdo con el sistema económico que nosotros imponemos en España.)

    Yo no podía aceptar su invitación, yo me había comprometido con mi familia que volvería a casa con el dinero. En ese momento una agente del orden, Rubia y con un buen tipito me dijo, Sr. Florensa si Vd. no viene a la buenas nos lo llevaremos a la fuerza.

    Incluso llego a ponerme la mano encima, con muy malas intenciones, pero yo le informe de forma muy clara de yo conocía mis derechos y que no podía ni tocarme, entonces le solicite poder tener un breve diálogo entre los tres, el Sr. Director, yo mismo, junto con la Agente, para comentarle el trato verbal que habíamos acordado el Sr. Julián y yo.
    (¿Sr. Florensa, quiere el dinero?) Pero el Señor director se negó en dos
    ocasiones ( mientras me miraba y se apartaba de mi con miedo como si yo estuviera loco) Esa forma de actuar influía mucho los Agentes del orden, los ponia en mi contra. Luego desapareció, ofreciéndome como única solución la Ambulancia.

    Amigos de Despertares al final …YO ME FUI CON MI DINERO
    pero por favor no le aconsejo a nadie seguir este procedimiento ya que en el Psiquiátrico no tienen Internet, y como lo paga el Banco, no tienen ninguna prisa para darte de alta.

  22. amigos de la red por favor si alguien sabe que paso con despertares aganoslo saber,ya que hace mucho tiempo que ni hemos recibido correos ……….sera que le paso algo ?
    GRACIAS…Y QUE DIOS LOS BENDIGA

  23. Veo que aquí no se habla de la izquierda rancia , ¿por qué?, solo tiene la culpa occidente rico ,podemos pensar por nosotros mismos , leer libros no redirigidos , viva el pensamiento libre sea del color que sea

  24. mmmmmm????? y entonces queeeeeeeeeeeeeeeee?????????

  25. si viva la libertaddddddd ,,unos contra otros….. ay viene CRISTO ustedes tambien que reconocerlo ,,kieran o no tendran que arrodillarse ante mi DIOS si asi sera amen..politica politica o politica [;[;[;[;[;

  26. rolando mujica lerner

    viva la libertad , pero sin arrodillarse a nadie , por que todos en conjunto somos dios , y uno solo es el diablo , que seria el caso de que tu dios esta disfrasado para que te arrodilles ..
    para maribel parodi

  27. Vivimos como zombis; es el momento del despertar. Quieren, desde siempre, hacernos creer las mentiras que a diario, vemos por la TV. los medios de comunicacion manipulan a la maza, entreteniendonos con programas basura y seguimos viendolos sin reaccionar.Zombilandia nos pauta lo que la “elit” quiere que vivamos. La verdad, primero se la ridiculiza, despues, se la ataca ferozmente y por ùltimo se la acepta. DESPERTEMOS RAZA HUMANA; tenemos que reconocer que el Poder esta en nuestro interior, no viene de afuera.

  28. En época de crisis,y casi todos los días ponen algún partido de fútbol.Y toda la masa borreguera con la boca abierta delante de la pantalla,y discutiendo sobre si un tal Ronaldo (multimillonario de euros) ha tocado o no al adversario,incluso discusiones que llegan a las manos.De pena.
    Sálvame,Gran hermano,Xotos y xotas y viceversa,por poner algunos ejemplos de lo que mas se ve hoy en día.
    Pues sí,cada vez mas cerebros de mosquito,menudo futuro nos espera….

  29. Todo esto es verdad, pero la gente hacen lo que ellos desean que hagan. Ah dios mio que podemos hacer…
    Concienciarlos requiere tiempo…
    Despertarlos imposible te toman por un loco y conspiranoico (perdiendo así la credibilidad y haciendo lo contrario de lo que quieres hacer).
    El caso es que es verdad ellos conocen mucho más a las personas de lo que les podemos conocer nosotros.
    No veo la solución, a no ser que miremos la manipulación que usan en los medios de comunicación y que aprendemos y lo apliquemos a la gente que esté fuera.
    Mientras ellos conozcan a las masas sus reacciones, va a ser difícil, primero despertarlos, segundo que pueden resultar estos un problema para nosotros, porque al decidir algo en masa, nos afecta inevitablemente.
    Tal vez realmente seamos eso…. Unos muñecos o ganado para los que están arriba y tendremos que darnos cuenta que no existe la más mínima posibilidad de cambio. Ellos están mucho más adelantados que nosotros.
    Pero estamos obligados a seguir peleando aún así por nuestra supervivencia. Lo que si es verdad que la tele hay que destruirla como sea de la vida de la gente, y hay una cosa que la gente no sabe, que la tele además de ser un producto que te llena la cabeza de porquerías engancha, lo cuál va a ser muy difícil que las personas salgan de ahí.

    • El que habita en la luz innacecible

      efesios 6.12 “Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea. Por eso, tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan resistir en el día malo y, después de haberse preparado bien, mantenerse firmes”.

  30. Estimado Enrique:
    El texto de “las 10 estrategias…” no tiene que ver con CHOMSKY. Noam Chomsky no es el autor y se ha cansado de desmentirlo. Para quien no lo sepa todavía, lo explicamos en 2 artículos de nuestro blog ( http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/ ).
    Es importante subsanar este tipo de errores, sobre todo cuando se trata de denunciar la manipulación. Un saludo

  31. julian florenza se ve que no sabes en que tiempo y en que situacion te encuentras y nos encontramos para tu informacion ya entramos de lleno a una dictadura fascista global llamado NUEVO ORDEN MUNDIAL el cual es la patraña mas grande y miserable de la historia donde si abres la boca para protestar te van a meter un tiro en la cabeza y te van a matar como un perro y nadie va a poder reclamar por ti ,y lo mas estupido que pides, es que se identifiquen, para que? para que los maten y seguir en esta ignorancia y estupides cancerigena. Es como estar en el futuro usando energia libre gratis y tu estes usando un mechero de kerosene y todabia en la estupides mas inconsebible tu les vayas a pagar por el kerosene contaminandote y contaminando a los que estan a tu alrededor. ¿Que crees en la llamada democracia?, ¿en el VATICANO? ,¿en los llamados ” DERECHOS HUMANOS”?, EN la ONU?,en la ORGAN)IZACION MUNDIAL DE LA SALUD – que no es mas que LA ORGANIZACION MUNDIAL DE LA INSALUD-?DESPIERTA YA, ABRE BIEN LOS OJOS PORQUE ESTAS ENGAÑADO; Y ESO PORQUE DESDE NIÑO TE HAN PROGRAMADO A TRAVES DE LA TV Y LA ESCUELA

  32. Muy cierto, esto pasa mucho en los paises de sudamerica, y actualmente me convenso que en mi pais sucede a diario, hay tanta ingnorancia y desconociminto de lo que realmente esta sucediendo realmente en el mundo, pero los medios se ocupan de distraer a la poblacion con noticias locales estupidas y con programas ridiculos que enbrutecen a la poblacion.
    Gracias a este.blog de despertares, me doy cuenta de la verdad.

    Despertemos.

  33. Muchisimas gracias por vuestro gran e intenso labor .
    También podriamos hablar del timo total del SIDA / AIDS ‘ SWINDLE …

  34. Muchisimas gracias por vuestro gran e intenso labor.
    También podriamos hablar del timo total del SIDA / AIDS ‘ SWINDLE …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s